La maldición de los Ponys, por Nissan

La maldición de los Ponys, por Nissan

Tal parece que con la fortaleza que han adquirido las redes sociales y la facilidad que implica el compartir información mediante las mismas, las empresas comienzan a poner mayor énfasis en publicidad que provoque viralidad, apoyándose en los usuarios de redes sociales.

Sin embargo, pocas veces se habían visto comerciales que sugirieran de forma directa la necesidad por compartir sus mensajes, algo así como pedirle a quienes observaran su comercial que compartieran sus videos, y fue eso precisamente lo que realizó la compañía de autos japonesa Nissan, con este comercial presentado en portugués de su camioneta pick up, Nissan Frontier.

Cuando los correos electrónicos comenzaron a adquirir fama, la viralidad se convirtió en una buena estrategia para compartir un mensaje. Un pequeño detalle que mucha gente utilizó fue el clásico "Pasa esto a 'n' contactos o...", y bajo una amenaza o posible recompensa, manipulaba a quien recibía el correo para que lo reenviara, generando con esto la viralidad.

Todos sabemos que esas supuestas maldiciones eran falsas, pues al menos yo no sé si ya encontraron a la pequeña Anna, no he conocido a nadie que haya perdido su riñón por no pasar un mensaje y menos he sabido de personas que hayan ganado crédito para sus teléfonos celulares.

Dado eso, Nissan se burla de cierta manera de aquella forma de generar viralidad, con un comercial completamente sinsentido, donde nos presentan un par de ponys molestos que además cantan una tonadita bastante aguda y exasperante.

El comercial parece terminar, sin embargo, al final de este nos aparece un pequeño Pony que comenta estar maldito, y si uno no pasa el video a 10 amigos quedarás maldecido, condenándote a oír siempre la tonada de Los Ponys Malditos.

Una de las mejores ideas que he escuchado en mucho tiempo, que lo único que logra es que a todos se nos queden grabados Nissan y los Ponys Malditos.

Categorias

Etiquetas

0 ComentariosComentar

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.