Quilmes acuña el igualismo como grito de Guerra

Quilmes acuña el igualismo como grito de Guerra

Uno de los mejores recursos que puede utilizar la publicidad, es sacar un producto de su contexto habitual, para darle a la marca una nueva imagen e incluso para ampliar su mercado. Aquí la tarea no es fácil, pues no se trata solo de cambiar la ideología de marca, sino la ideología de la sociedad en general.

Una de las marcas que se ha caracterizado por utilizar el sentido del humor en situaciones de la vida diaria, para indicar características de su producto, es la cerveza argentina Quilmes, quienes en esta ocasión generaron un comercial lleno de emotividad. Este spot plantea cambiar esa vieja idea de la cerveza solo para hombres, planeando con esto agrandar su mercado, llegando también a las féminas, lo cual es muy acertado, pues conozco algunas mujeres que beben más que Homero Simpson.

Quilmes y su comercial

Quilmes acuña el igualismo como grito de Guerra

El comercial inicia con la típica escena de guerra, dos bandos comandados por un capitán que los motiva, preparándolos para la batalla con frases en contra de su enemigo.

Lo curioso es que ambos bandos representan la eterna lucha entre las ideologías de género llevadas al extremo, el machismo contra el feminismo, ambos bandos representados, claro está, por hombres y por mujeres.

Las frases que utilizan los dos capitanes son fundamentales para darnos cuenta la ideología que traen consigo. Típicos convencionalismos que van contra el feminismo. Típicas ideas de un hombre que no permite sentirse dominado por una mujer.

Manejo del mensaje en Igualismo

Quilmes acuña el igualismo como grito de Guerra

El comercial utiliza símbolos muy gráficos para denotar la intención que tiene, el primero de ellos y el más explícito, la guerra. Simboliza mediante una batalla épica el constante conflicto de géneros, que se ha presentado a lo largo de los años. Además de ello, la música adquiere un carácter fundamental al llevar la carga emotiva del comercial.

Al final, la historia que nos cuentan da un giro narrativo totalmente inesperado, el cual representa la finalidad del comercial y a la larga, la intención que tiene la marca, cambiar una forma de pensar, para ampliar su mercado.

De el choque entre feminismo y machismo, obtenemos igualismo, la utopía entre los géneros, representado con las frases que todo hombre o mujer soñaría que les dijeran sus respectivas parejas.

Quilmes una vez más nos regala un mensaje lleno de humor, que si bien será difícil cambiar una concepción sobre un producto, por lo menos lograrán arrancar unas cuantas sonrisas a todo aquel que vea el comercial.

Categorias

0 ComentariosComentar

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.